entradas sin cola

Uno de los teatros más importantes de Italia y posiblemente el más famoso del mundo, la Scala, se encuentra en Milán, concretamente en la Piazza Maria alla Scala.

Antiguamente el teatro de la Scala estaba situado en otro edificio que debido a un gran incendio quedó en muy mal estado. Fernando de Austria mandó construir uno nuevo en el lugar donde antes se ubicaba la iglesia de Santa María alla Scala, cuyo nombre se dio al teatro.

En 1943, durante los bombardeos de la segunda guerra mundial, el teatro quedó seriamente dañado, teniéndolo que volver a reconstruir. En 1946 se volvió a estrenar el teatro con un concierto dirigido por Arturo Toscani.

En el teatro de la Scalla se estrenaron muchas óperas famosas e importantes como la ópera de Otello de Verdi y la de Madame Butterfly de Puccini. Actualmente también podemos disfrutar de bellísimas óperas y piezas de teatro en su auditorio con capacidad para albergar a 2.030 personas.

Si decidimos hacerle una visita, está todos los días abierto desde 09:00 hasta las 17:30. Se pueden reservar las entradas online para hacer un tour por la Scala de Milán acompañados de guía.

Durante la visita podremos ver el bello vestíbulo, el gran auditorio revestido de madera y terciopelo rojo desde uno de los pequeños palcos y contemplar la gran lámpara de araña que contiene 383 bombillas, además accederemos al museo con pinturas, esculturas y trajes relacionados con las óperas que allí se han representado.

Si tenéis tiempo, cruzando la plaza que hay frente el teatro de la Scala, tenemos la hermosa Galleria Vittorio Emanuele II que es el centro comercial más antiguo de Europa. Sus dimensiones son realmente enormes, contando con cuatro pisos. Está formado por un edificio con dos arcadas perpendiculares con una gran bóveda de vidrio que se cruzan formando un octágono. La galería fue diseñada originalmente en 1861 y construida por Giuseppe Mengoni entre 1865 y 1877.

En esta majestuosa galería podemos encontrar algunos de los establecimientos más antiguos de Milán, como el Caffè Biffi, fundado en 1867 por Paolo Biffi, que fue el primer local de la ciudad que instaló alumbrado eléctrico.

También podemos encontrar tiendas de alta costura, joyas, libros y pinturas, así como restaurantes, cafeterías y bares. Directamente comunicado con la Galería Víctor Manuel II, tenemos la Piazza del Duomo con la impresionante catedral de Milán.

Así que si estáis por Milán no dudéis en visitar este fascinante teatro y el espectacular centro comercial cruzando la placita.

Pin It on Pinterest